Ayudas técnicas: 4 sugerencias para hacer “volar” a tu Android

Nombre de la institución o empresa
Ámbito de la Ayuda
Tipología
Beneficiarios
Sector
Plazo
¿Tiene caducidad? Ver plazo
Link

Los teléfonos inteligentes son una maravilla, lo tienen todo y nos facilitan la vida, pero también es cierto que su sistema operativo puede corromperse con facilidad y en cualquier momento. Aunque puede haber varias causas, incluso algunas desconocidas, la mayoría de las veces se debe a virus que llegan a través de la navegación por Internet o, mediante el intercambio de archivos.

Estas fallas en el sistema operativo pueden hacer que el equipo se cuelgue o se ralentice con frecuencia. Ya debes saber lo incómodo e inoportuno que es eso. También son las culpables del mal funcionamiento de las aplicaciones, así como de la desconexión y el reinicio automático del móvil. Quizás, con un poco de suerte, esto te suceda una sola vez, ¿pero… y si se repite con más frecuencia?.

Los tiempos de crisis nos han hecho entender que, resulta mucho más conveniente reparar nuestros equipos que sustituirlos. Además, si lo hacemos nosotros mismos, nos ahorramos dinero, adquirimos nuevos conocimientos, algo que nunca está demás, y de paso, conocemos mejor los productos que usamos y eso hace que le demos un mejor tratamiento.

Si eres de los que usan el mismo móvil por tiempo prolongado, y tienes paciencia y disposición para aprender, apúntate a estas ayudas técnicas que, a modo de consejos, te suministramos para que puedas hacer “volar” nuevamente a tu Android, si es que ya no está en garantía y no deseas cambiarlo por uno nuevo. Se trata de tareas sencillas que, si las sigues al pie de la letra, te darán buenos resultados.

Restablece valores

Ante la persistencia de algunas de las fallas mencionadas anteriormente, reestablece los valores predeterminados de fábrica. Desde el menú de ajustes, selecciona la opción “reiniciar” o “restaurar”, según la versión de Android que tengas. Si habías activado el bloqueo de seguridad, te pedirá ese mismo código. La restauración solo borrará los ajustes del sistema y las apps preinstaladas.

Formatea el equipo

Si la restauración no corrigió el problema, intenta formatear el equipo para borrar todas las descargas. Recuerda hacer antes una copia de seguridad para que no pierdas información de interés. Dirígete al menú de configuración, selecciona las opciones: “ajustes predeterminados” y “restablecer todos los ajustes”. Indica el código y formatea. Si el problema persiste descarta que haya sido por un virus.

 Actualiza el software

Las actualizaciones permiten al teléfono funcionar con mayor estabilidad y rendimiento. Además facilitan la compatibilidad con nuevas aplicaciones. Cada cierto tiempo, los proveedores de servicios ofrecen mejoras en sus redes y sistemas, y para sincronizar el software de tu equipo con esas novedades tienes que  actualizarlo. Para ello, ve a “ajustes” y selecciona la opción “acerca del dispositivo” para que verifiques si hay actualizaciones disponibles.

Optimiza el sistema

Un problema común en la mayoría de los Android es que comienzan a colgarse pronto. Para acabar con esto, instálale un buen software de utilidades de terceros, que te permitan borrar la caché, cookies, memoria RAM y archivos innecesarios. Entre los mejores que puedes utilizar están: Clean Master, Booster, Mobilego, Tap limpiador y AVG limpiador. ¿Has logrado mejorar el rendimiento de tu Android con estas sencillas ayudas técnicas?.